El Diario de Curwen , noticias Viernes, 17 noviembre 2017

Fuerza Luminosa: las mismas intervenciones a la educación

Tragicómicas coincidencias. Fuente: RPP

Tragicómicas coincidencias. Fuente: RPP

Sendero Luminoso hizo lo que quiso en Ayacucho de los años ochenta. Mató, secuestró y cometió otras decenas de delitos. En Cangari, un pequeño pueblo ubicado al sur del valle de Huanta, Sendero intervino en la educación y obligó a los profesores a enseñar su versión de la historia a los jóvenes estudiantes. El terrorismo amedrentó a los maestros con tal de cultivar su ideología. Así lo cuenta Carlos Iván Degregori, en Las rondas campesinas y la derrota de Sendero Luminoso:
“Los profesores de Cangari fueron presionados por los cuadros senderistas para que modificaran el contenido de la asignatura de Historia del Perú, incluyendo como etapa fundamental la que se inicia con la fundación del Partido Comunista por José Carlos MariáteguiUno de estos docentes informa que los senderistas los reunían a orillas del río Cachi para exponerles su programa, pero que ellos no acataban esas orientaciones y preferían solicitar su traslado; sabían, sí, de reuniones continuas de algunos grupos de sus alumnos con los senderistas”.
Curiosamente el fujimorismo busca hacer lo mismo. La congresista naranja Paloma Noceda ha presentado un proyecto de ley que plantea declarar de necesidad pública e interés nacional la incorporación de contenidos curriculares referidos al terrorismo “de manera objetiva”. La congresista resaltó que estos textos servirán para que los estudiantes conozcan el rol de Alberto Fujimori en el “proceso de pacificación nacional del Perú”.

¿Qué busca el fujimorismo con esto? ¿Contar la verdad o imponer su versión distorsionada de la historia? Porque, si los maestros deben enseñar “de manera objetiva”, deben enseñar que Alberto Fujimori hizo poco. Deben dejar en claro que Fujimori dejó escapar a Abimael Guzmán en 1990, deben detallar que Fujimori es el mayor indultador de terroristas con 515 liberaciones en total.

Si buscan la enseñanza imparcial deben resaltar el rol de las rondas campesinas y el Grupo Especial de Inteligencia del Perú (GEIN) en la lucha contrasubersiva. Deben dedicarle una clase entera a lo que hizo Vladimiro Montesinos con el GEIN, a las matanzas por las que Fujimori tendrá -o tendría- que pasar 25 años en prisión. ¿El mismo partido que censuró una muestra en el Lugar de la Memoria quiere legislar y manosear los textos educativos? Podrán cambiar los libros, pero la historia se encargará de ellos.