El Diario de Curwen Miércoles, 8 junio 2016

3 tipos de fujitáper que pude detectar a lo largo de la campaña

Pienso que es sumamente interesante lo que ocurrió en esta campaña con los tápers; principal herramienta proselitista del partido Fuerza Popular y de gran parte de sus candidatos (Congreso, Parlamento Andino, etc). La campaña de Keiko Fujimori, desde sus inicios, se esforzó en reutilizar y potenciar los métodos clientelistas que alguna vez utilizó su padre, Alberto Fujimori, y decidió enfocarse en un objeto que, para ser honesto, pareciera ser tan cotidiano que sorprende que haya llamado tanto la atención: un táper plástico.
5

Una versión alternativa. Foto: Twitter

¿Quién podría estar interesado en un táper? ¿A quién le podría llamar la atención un contenedor plástico cuya tapa lleva el logotipo de un partido político y el nombre de un candidato? Si lo describimos así, suena a un fracaso total, pero los resultados fueron tales que vale la pena volver a revisar el caso y mencionar algunas de sus variantes.

1. El táper regalón

Un buen amigo mío cuya novia vive en Ventanilla me comentó que cuando Fuerza Popular llegó a su distrito, los simpatizantes uniformados del partido repartieron estos tápers a todos los que se encontraba cerca al mitin. La entrega de los mismos ocasionó que la atmósfera se torne navideña y que todo aquel que no tuviera interés alguno en formar parte del evento, se acercara a recoger uno inmediatamente. Pero eso no es todo, los militantes trataron de convencer a más personas de ingresar al evento ofreciendo un táper a cambio.
4

La versión original del táper de Keiko. Foto: Twitter

Lo interesante de esta experiencia es que, según el relato de mi amigo, el táper no estaba vacío: venía con dos bolsas de sopa instantánea (llámese ajinomen, maruchan, etc) y una bolsa de gelatina en polvo. El precio del contenedor, sumado al de los perecibles agregados, no excede el impuesto por la Ley Electoral por lo que su entrega gratuita es válida. El logotipo de Fuerza Popular (sumado con la fotografía de la candidata en muchos casos) transforma al táper en ‘propaganda electoral’ por lo que, nuevamente, su entrega es absolutamente lícita.

2. El táper nutritivo

Un excompañero de trabajo me cuenta una historia diferente. Cuando se encontraba visitando a su madre en el Callao, se encontró con una base del partido en cuya fachada colgaban carteles que ofrecían cortes de cabello los viernes y sorteos.  Estos carteles mostraban mensajes habituales en el discurso fujimorista: “solo en el Poder Judicial los cobardes le teme a las ONG caviares” y “la Fuerza Popular de Keiko es la que el Perú necesita”. Las declaraciones de mi excompañero de trabajo vuelven a traer al táper a la historia, pero de un modo diferente a cualquiera que haya escuchado: los tápers proselitistas eran entregados con arroz con pollo en ciertos momentos del día.
¿Rechazarías un táper? Puede ser. Pero, ¿rechazarías un táper con arroz con pollo? A media tarde y después de un ligero almuerzo, comienzo a dudar de la respuesta.
13094102_604739833027398_3755786074353781210_n

Base del Callao. Nótese el “para ganar, inscríbete de personero”. Foto: Útero.pe

3. El táper ¿caritativo?

Un caso adicional es el que se pudo visualizar en redes sociales. Miembros fujimoristas repartieron tápers con billetes de diez soles en su interior en las zonas más alejadas del país. Todos estos tápers, como era de esperarse, traían consigo el nombre y la fotografía de la candidata. ¿Es válida esta entrega? Sí; como expliqué líneas arriba, no viola de ninguna forma la ley electoral. ¿Es ético repartir este tipo de material a personas de escasos recursos y aprovecharse de la necesidad con intenciones políticas? Eso lo dejo a tu criterio.
6

Foto: Twitter

El táper naranja fue tan simbólico en esta campaña que alguien ha comenzado a subastar uno en Internet…y la gente ha empezado a ofertar. Puede que parezca una broma al inicio pero quien sabe y alguien esté dispuesto a pagar por quedarse con el icono de la campaña fujimorista que, en palabras de la propia campaña, puede que no regrese jamás.
7

La subasta sigue aumentando.

Lo que al principio funcionó como una herramienta infalible de atracción de votos, hoy se recuerda como un talón de Aquiles ya que, debido a su mal uso, muchos detractores comenzaron a utilizarlo como método de ofensa hacia los partidarios fujimoristas con frases como “solo se venden por un táper”, “pasa a recoger tu táper” y similares. A pocas décimas de saber los resultados oficiales -que parecen ser inminentes- podemos concluir que el método del táper fue un fracaso. ¿Volverán a utilizarlo? No lo sé, pero tampoco lo descarto. 
Secured By miniOrange